La obra del gran pintor aragonés, en los andenes de la estación de Goya de Metro de Madrid. La red del Metro de Madrid cuenta con artísticas sorpresas como la que se puede disfrutar en la estación de Goya. Sus paredes lucen obras del aragonés pertenecientes a sus series ‘Los Caprichos’ y ‘Tauromaquia’.

Sus galerías y vagones son testigos, día a día, de miles de anécdotas que suceden bajo el suelo de Madrid. Sin quererlo, se ha convertido en un protagonista principal de la enorme función que es la vida madrileña. Cercano al siglo de vida, el Metro de Madrid guarda en sus pasillos, escaleras y andenes incontables secretos, y algunos de ellos están en la estación de Goya.

La estación de Goya toma su nombre del pintor español de los siglos XVIII–XIX Francisco de Goya y Lucientes, y en las paredes de sus instalaciones se ha querido rendir homenaje al gran artista español.

En los años 20

Los andenes de la línea 2 fueron inaugurados el 14 de junio de 1924 y puestos en servicio dos días después, formando parte del primer tramo de la línea entre Sol y Ventas. La de Goya es la primera estación de la cuarta ampliación del Metro de Madrid. Inaugurada en 1932 como ramal de la línea 2, constaba de tres estaciones: Goya, Lista y Diego de León, que en 1958 se unieron a un tramo construido catorce años antes, el de Velázquez - Argüelles: así nació la actual línea 4.

El intenso color amarillo de los andenes contrasta con una cenefa blanca que contiene ochenta estampas del genial artista aragonés. Son grabados de las series Los Caprichos y Tauromaquia.

La estación da acceso al corazón del barrio de Salamanca. La confluencia de la calle que le da nombre con la de Alcalá dibuja una pujante esquina comercial favorecida por el espacio peatonalizado de la avenida de Felipe II, que conduce al cercano Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid y a la Casa de la Moneda. Merece la pena acercarse a la pequeña Plaza de Dalí, diseñada por el genio de Figueras.

Reproducciones

En los dos andenes de la mencionada línea 2, podremos ver un par de murales sobre la vida y la obra del artista, uno de los cuales, el denominado Pradera de San Isidro, ilustra este artículo. Tomaremos el pasillo que nos lleva a la línea 4, que tiene correspondencia en esta estación, y aquí podremos ver las reproducciones de parte de las obras de este artista que componen la serie La Tauromaquia, así como unas copias de los grabados que forman la serie de Los Caprichos. Con la primera, Goya publica 33 dibujos en 1816 y 11 láminas más en los que representa la fiesta de los toros; con la segunda, en cambio, el pintor retrata de manera satírica a través de un total de 80 grabados los comportamientos de la sociedad del siglo XVIII, especialmente del clero y de la nobleza.

Una de las características que define la calle de Goya es su buena comunicación a través del transporte público.

Además de la estación de Goya, en su trazado encontramos las de Velázquez y Serrano, ambas de la línea 4 de Metro. Además, un gran número de autobuses de la EMT recorren su geografía.