Desde una armería a dos medianas superficies... Desde el comercio tradicional a modernas clínicas médicas... Desde peluquerías para estar a la última a selectas joyerías... Es el comercio de Núñez de Balboa, que va variando conforme se avanza en la vía, marcado en cierta medida por el carácter de otras calles con las que se va encontrando en su devenir.

La de Núñez de Balboa es una calle que invita al paseo. Como venimos viendo en este especial, su historia, su arquitectura, algunas instituciones, el ir descubriendo qué vecinos ilustres ocuparon determinados inmuebles... hacen que el peatón pueda disfrutar tranquilamente en su discurrir por la calle. Pero, sin duda, otro de sus grandes atractivos, que atrae además a gente de toda la ciudad y de otras ciudades, son sus comercios.

Y es que no nos engañemos, a casi todos lo que nos gusta cuando paseamos es ir mirando escaparates. Por eso, el viandante disfrutará de su recorrido por Núñez de Balboa, pues a lo largo de la calle irá encontrándose con un variado comercio ded calidad, que se irá transformando conforme se avanza en el paseo, marcado por el carácter de calles con las que se va cruzando.

Partiendo desde Alcalá, las tiendas de antigüedades y decoración toman especial protagonismo, comercios que llevan ya muchos años en la calle y que comparten aceras con pequeñas galerías de arte.

Llama la atención un buen número de bares y restaurantes a lo largo de toda la vía, donde hacer parada para retomar fuerzas.

Hay además dos medianas superficies donde realizar la compra diaria, alguna tienda de ultramarinos y un gran número de comercios de calidad, donde destacan las tradicionales boutiques de moda –sobre todo entre Goya y Ortega y Gasset– peluquerías, joyerías y tiendas de muebles y decoración.

Si lo que busca en cambio es comprar un piso en la zona también encontrará su inmobiliaria en Núñez de Balboa, que cuenta además entre su oferta con una armería con lo último en el sector. Y si el cansancio nos puede, al final de la calle un hotel ofrece cobijo.