General Díaz Porlier es una de esas vías perpendiculares que conforman la cuadrícula que idease el Marqués de Salamanca, conocida popularmente como el barrio de Salamanca. En este caso, una de las calles de la zona más alta del ensanche.

Nace esta vía en su confluencia con la de Alcalá y discurre en paralelo a ‘grandes nombres’ del distrito como Serrano, Velázquez, Príncipe de Vergara o Conde de Peñalver.

En su discurrir, se va encontrando con algunas de las vías más comerciales del distrito y de la ciudad, como Goya, José Ortega y Gasset, Juan Bravo o Diego de León, para concluir en su entronque con General Oráa, junto a la confluencia con Francisco Silvela, en un rincón negro para la historia de esta ciudad, pues allí asesinó la banda terrorista ETA a un coronel del ejército y su chófer, al salir el primero de su domicilio para ir a trabajar.

El ‘encuentro’ con estas calles dota de distinto carácter a cada tramo comercial de General Díaz Porlier, aunque bien es cierto que a lo largo de todo su recorrido predomina el comercio tradicional, con numerosos establecimientos de hostelería y algunos centros dedicados a la belleza o la salud. Sin duda, la presencia del Mercado de Torrijos imprime mucho carácter a la calle, pues en sus proximidades han proliferado además numerosos establecimientos de alimentación, por lo que no es raro encontrar a vecinos haciendo su compra diaria.

Pero, ¿cómo llegar hasta Díaz Porlier? Por su fisonomía, la vía no cuenta con ninguna parada de Metro, ni línea de la Empresa Municipal de Transportes en su recorrido; pero por su ubicación, sí es una calle perfectamente comunicada y accesible en transporte público.

¿Cómo llegar?

Así, entre las paradas de Metro cercanas se encuentran las de Príncipe de Vergara (Líneas 2 y 9), Goya (2 y 4), Lista (4), Diego de León (4, 5 y 6) y Avenida de América (4, 6, 7 y 9).

En cuanto a líneas de la EMT, además de todas las que tienen parada en el intercambiador de Avenida de América, son muchas las líneas que se detenien en los cruces con Alcalá, Goya, Ortega y Gasset, Juan Bravo y Diego de León.

Si se decide por el transporte privado, cuenta la calle con varios aparcamientos privados donde poder estacionar y dos de acceso público: uno bajo los patios del Colegio Calasancio y otro de rotación junto a Diego de León, dando servicio además al hospital de La Princesa. Hay además plazas para motocicletas y no tiene estación de BiciMad.

La calle cuenta además con dos zonas reservadas para el aparcamiento de motocicletas.