El WiZink Center de Madrid ha decidido sumarse desde noviembre de este año a la campaña del Ayuntamiento de Madrid Salimos sin molestar, en “su objetivo por hacer de su ocupación una actividad sostenible”, según un comunicado del recinto.

Esta campaña, promovida por el consistorio madrileño, está dirigida a la concienciación ciudadana para promover el ocio responsable en la ciudad, y se centra en evitar las molestias y ruidos derivados del uso del espacio público. Para ello, el desarrollo de la campaña Salimos sin molestar consiste en informar y concienciar al público usuario, empresas y personal empleado, de la necesidad de hacer compatible el ocio nocturno con el derecho del vecindario a su descanso.

El WiZink Center, como epicentro de este ocio y de la actividad musical, deportiva y cultural de la ciudad, ha decidido sumarse a una campaña, en palabras de Manuel Saucedo, director del recinto, “por nuestro compromiso con el entorno en el que convivimos”.

Conciencia “Somos un recinto urbano, que aporta valor a la ciudad, pero también alguna incomodidad a los vecinos. Se trata de minimizar esos efectos molestos, especialmente en lo que se refiere a los ruidos que transmitimos al exterior. Ya hemos dado muchos pasos, limitando la potencia de los equipos de sonido de los artistas, insonorizando las zonas más cercanas a las viviendas, colocando sonómetros interiores para tener siempre monitorizado el sonido, realizando la recogida de residuos desde el parking… También ahora, a través de esta campaña del Ayuntamiento de Madrid, queremos llegar a nuestros usuarios para que en la salida de los eventos piensen en los vecinos que ya descansan y eviten ruidos de cualquier tipo”, recoge el comunicado.