Numerosas embajadas tienen su sede en esta calle. Como las Naciones Unidas (ONU), pero en pequeño. En el recorrido de Claudio Coello podrían reunirse embajadores de casi una decena de países para celebrar una cumbre muy especial: la de aquellos que tienen la sede de sus embajadas en esta vía o, al menos, con vistas a la misma pero con entrada por alguna de las calles con las que corta.

Es el caso de la de Andorra, a la que se accede por la calle de Alcalá, al inicio de Claudio Coello. A partir de ésta, las embajadas se van sucediendo y las placas de aparcamiento que reservan un espacio para el cuerpo diplomático del país en cuestión, van dando fe de ello.

El punto álgido en esta concentración de embajadas se da en la confluencia de Claudio Coello con José Ortega y Gasset, donde, sobre grandes firmas de joyería, ‘compiten’ las banderas de cuatro países: Croacia y Luxemburgo, en el número 78, y Estonia y Sudáfrica, en el 91.

Otras sedes oficiales en esta calle son las de Gambia, en el 28, o Panamá, en el 86; además de las de Kenia y Dinamanarca, aunque a estas dos se acceda por Jorge Juan y Serrano, respectivamente.