Dedicados al Descubrimiento de América, componen un espacio multifuncional para el distrito. Los Jardines del Descubrimiento se encuentran junto a la plaza de Colón, en el inicio de la calle de Goya. Ocupan una superficie de 1,87 hectáreas y se extienden cuadrangularmente entre Goya, que cierra la parte norte del recinto; la confluencia de los paseos de la Castellana y Recoletos, en su lado occidental; la calle de Serrano, en el oriental; y la calle de Jorge Juan, que conforma su cara sur. En esta última vía se emplaza la fachada del edificio que alberga la sede de la Biblioteca Nacional y el Museo Arqueológico Nacional.

Los jardines, que están dedicados al Descubrimiento de América, fueron inaugurados en 1970, dentro de las obras de remodelación de la plaza de Colón. Se levantan sobre el lugar donde se ubicaba la Casa de Moneda y Timbre, edificio del siglo XVIII derribado durante la reforma. Gran parte de su superficie sirve de cubierta al Centro Cultural de la Villa, construido en el subsuelo, así como a un aparcamiento subterráneo.

Los Jardines presentan una planta cuadrangular, dividida en dos grandes sectores de forma triangular, entre los cuales se extiende un paseo principal distribuido diagonalmente. Están integrados por varios núcleos arbolados (olivos, cedros y pinos) e, inicialmente, por praderas de césped, sustituidas en agosto de 2006 por gravas ornamentales, como medida tomada por el Ayuntamiento de Madrid para evitar las filtraciones sobre el Centro Cultural de la Villa.

Su principal valor artístico se encuentra en el Monumento al Descubrimiento de América, cuyo autor es Joaquín Vaquero Turcios, en su lado oriental. Se erige sobre un estanque y se compone de tres grandes volúmenes de hormigón con relieves alusivos al hecho histórico. Fue erigido en 1977, cuando culminó la remodelación de la Plaza de Colón y fue inaugurado el Centro Cultural de la Villa de Madrid.

Una plaza en honor a la ‘Dama de Hierro’

La que fuera primera ministra británica, Margaret Thatcher, tiene un espacio privilegiado en el barrio de Salamanca, frente al banco de Madrid. La decisión del anterior concejal del distrito, Fernando Martínez Vidal, de denominar a este enclave con el nombre de la ‘Dama de Hierro’ no fue del gusto de muchos. Tanto los grupos de la oposición como las asociaciones y movimientos vecinales se opusieron a esta nomenclatura. De hecho, se llegó a rebautizar la plaza como la de ‘Juventud sin Futuro’.