Lo que pretenden quienes han constituido la nueva Asociación Madrileña de Amigos de la Virgen del Abrazo es defender y proteger los valores que simboliza, para los católicos, la talla del Parque Forestal de Valdebebas, pero lejos de la polémica generada por su instalación en un espacio público con fondos municipales.

Así lo explica Inmaculada Martínez, vecina de Las Cárcavas y promotora de la instalación de esta imagen religiosa en el pinar de Los Cenagales, que señala que sólo piden promover la “convivencia, la madurez y el respeto”, porque están “cansados de los dos bandos”. Esta feligresa de la parroquia de San Antonio de Las Cárcavas se refiere al "buen rollo" que genera la figura del escultor Jesús Arévalo entre creyentes y no creyentes que se acercan a ella cuando pasean por el parque.

De esta manera, la asociación, que tiene una página web aún en construcción, www.virgendelabrazo.com, quiere “promover cada día una convivencia amable, integradora y positiva, en la que se respete y promueva el bien común, eligiendo resolver los conflictos desde el diálogo y los medios pacíficos, abrazando a los pobres, necesitados o excluidos”, tal como señalan sus estatutos.

Acogida

Martínez resume que basándose en “principios familiares” quieren “acoger a todos los que aman a la Virgen, como obra de arte o como valor religioso cristiano, el objetivo es ser mejor persona ”. Esta nueva asociación también incluye entre sus fines “preservar, conservar, proteger, custodiar y velar por el mantenimiento de la talla de la Virgen del Abrazo”. Inmaculada quiere también impulsar el apoyo a los mayores de Cárcavas: “hay muchos que viven solos, con ir a visitarles, charlar con ellos o echarles una mano ya estamos haciendo una buena labor”.

Carmen Delgado