Sin duda, el comercio de una calle, junto a sus vecinos principalmente, marca el carácter de una calle y, siguiendo esta máxima, se puede afirmar que Claudio Coello goza de muy buena salud, pues cuenta con un comercio de calidad, variado y vivo, en el que conviven a la perfección las grandes firmas con pequeños establecimientos de comercio tradicional.

La proximidad de Claudio Coello con Velázquez y, sobre todo, con Serrano, convierte a esta vía en verdadero escaparate comercial de la ciudad y de ahí que no extrañe a nadie la presencia de firmas de prestigio, con superficies de gran tamaño. Moda y joyería han encontrado aquí su espacio.

Otro foco de atracción es el Mercado de la Paz que, tras la última reforma, se ha convertido en un referente de las modernas galerías comerciales de calidad y ejemplo a seguir para otras plazas que afrontan sus reformas. Muchos vecinos siguen eligiendo a este mercado como su favorito a la hora de realizar su compra diaria, pues una de sus entradas se realiza a través de esta calle.

Varias farmacias, un par de estancos y numerosos locales de restauración forman parte del paisaje comercial de Claudio Coello, que cuenta además con dos hoteles y una residencia universitaria, en sus últimas manzanas.