Placas conmemorativas, en la calle de Núñez de Balboa. El explorador y conquistador Vasco Núñez de Balboa (Jerez de los Caballeros–Extremadura–, 1475 - Acla.Panamá, 1519) fundó en el istmo de Panamá Santa María de la Antigua del Darién, en septiembre de 1510 y fue el primer español en llegar al océano Pacífico, llamado inicialmente Mar del Sur, en septiembre de 1513”. Así homenajea el Ayuntamiento de Madrid al histórico explorador extremeño que da nombre a la vía con una placa situada en el primer tramo de la misma, antes de llegar al cruce con Villanueva.

Forma parte esta placa del Plan Memoria de Madrid, que se creó en 1990 con la idea de que formase parte de los programas culturales de la Capitalidad Europea de Madrid, de 1992.

Otras placas

Dentro de este Plan Memoria de Madrid tienen también placa el arquitecto madrileño Luis Gutiérrez de Soto, quien viviese y trabajase en el inmueble de la calle de Padilla con Núñez de Balboa, de 1945 a 1977.

Algo más adelante, a la altura del número 90, el Ayuntamiento de Madrid recuerda al filósofo Xavier Zubiri, quien vivió en este enclave desde 1942 hasta su muerte en 1983, escribiendo en ella toda su obra.

Firmada por el Círculo de Bellas Artes de Madrid, el número 10 de Núñez de Balboa recuerda a la figura de Francisco Javier Sáenz de Oíza (1918-2000), “arquitecto de talla universal, poeta de la forma, maestro de maestros de la arquitectura, que construyó en Madrid algunos de los más memorables edificios de la segunda mitad del siglo XX.

Víctima de ETA

La última placa en llegar a Núñez de Balboa forma parte del denominado Itinerario por la Libertad, en el que una serie de placas recuerdan a las víctimas del terrorismo en el lugar donde fueron asesinadas. En el cruce con la calle de José Ortega y Gasset, se alza una de estas placas, en recuerdo por Ricardo Tejero Magro, asesinado por la banda terrorista ETA el 19 de febrero de 1985.

Homenajes a un filósofo y dos arquitectos

Hombres de artes vivieron en algunos de los inmuebles de Núñez de Balboa. Para filósofo Xavier Zubiri sirvió, además, de fuente de inspiración, pues fue allí donde escribió su obra.

Dispensario de higiene personal

En la esquina con General Oráa, una placa recuerda que en este ahora viejo palacete se ubicó la central del antiguo ‘Dispensario de Higiene Infantil’ de Sanidad Nacional.